Bienvenidas a mi taller!

Mi taller es un lugar abierto a amigas interesadas en las manualidades. Espero podamos enriquecernos intercambiando ideas.
"Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender". Charles Dickens.


torsdag 27 mars 2008

Silencio en el correo

Cuando llegué a Suecia, hace ya más de treinta años, pasaba de boca abierta, todo me llamaba la atención, pero me fui acostumbrando y hoy ya ni me acuerdo qué era todo aquello que tan extraño me parecía. Sólo recuerdo algunas cositas como el sacarse los zapatos al entrar a las casas, el frío y la nieve, y el silencio.

Todavía recuerdo mis primeros encuentros con el silencio sueco. Especialmente recuerdo una vez que fui, con quien era en ese entonces mi compañero, al correo del barrio. Era un local grande, había doce ventanillas y en cada ventanilla una cola de más de diez personas. Si sacaron las cuentas vieron que era un montón de gente dentro de ese local.

Entramos y nos dimos de narices contra un silencio compacto. Nuestra mentalidad uruguaya nos dijo inmediatamente que algo habría ocurrido, aunque por más que mirábamos no veíamos nada que pudiera explicar ese silencio. Buscamos entre tanta gente alguna cara conocida y vimos a una pareja de latinos que había llegado a Suecia hacía ya un par de años.

Hacia ellos nos precipitamos, apenas los saludamos y susurrando, acorde a las circunstancias, preguntamos apremiantes: "Ché, ¿qué pasó?". Ellos nos miramos con cara de asombro y algo de susto, y preguntaron: "¿En dónde?"

Nosotros también asombrados ante tal reacción, miramos a nuestro alrededor y dijimos, todavía casi susurrando: " ¿cómo que en dónde? Aquí!". El asombro iba ganándole lugar al silencio: "¿Aquí? ¿cuando?"

La impaciencia ya nos iba quitando la posibilidad de seguir susurrando y con una voz que pudieron escuchar quienes nos rodeaban, dijimos: "¡Ahora! ¿por qué hay tanto silencio? ¿qué pasó?"

Riéndose nos explicaron que no había pasado nada, simplemente estábamos en el correo, la gente estaba haciendo cola y por tanto no hablaban, porque aquí la gente no acostumbra hablar cuando está en una cola. Ni en otros lados tampoco descubriría yo con el tiempo.

Entrar al correo, al banco, al supermercado o donde fuera que había gente haciendo cola era como sufrir una sordera momentánea. Vivencia muy extraña, ver tanta gente y no escuchar nada de nada.

Hoy las cosas están cambiando. Así como cuando llegamos no se encontraba en las estanterías de los supermercados más pasta que spaguettis, y los porotos, garbanzos y lentejas había que ir a comprarlos a un único lugar en Estocolmo donde los vendían, y hoy se pueden encontrar las cosas más exóticas en cualquier almacén del barrio, también se va rompiendo silencio.

Una porque los inmigrantes hemos traído con nosotros la costumbre de no dejar de hablar nunca, estemos donde estemos. Y otra por la entrada en la vida diaria de los celulares. Así se puede escuchar gente hablando también en lugares públicos, los inmigrantes entre sí, y los suecos en sus celulares. Aunque soy injusta, debo reconocer que ahora hablan más entre sí también cuando están haciendo cola, no
mucho, no con cualquiera y no muy fuerte tampoco, pero van avanzando (justo que yo me había acostumbrado al silencio y aprendí a disfrutarlo).

9 kommentarer:

Carmen Tye sa...

Vilvio la FoTO!!!
jajaja

Aca donde yo vivo es un pueblo chico y para las 7 de la tarde ya esta en suspenso, hara unos 2-3 años tuvimos visitas de una ciudad de mucho bullicio (Ciudad de MExico) y les molestaba el silencio, a uno ya no se le hace raro pues vivir en un pueblo asi es fabuloso!

Aunque lo de la platicada si es diferente, hablamos hasta por los codos! como buenos latinos!

besos

Guadalupe Santamaria sa...

Se me hace tan dificil que viva tan lejos,o sea soy latina y cuando era muchacha,tuve un novio que se queria casar conmigo pero era militar y lo habian transferido a Italia,no quise hacerlo por no querer dejar a mi familia mas que nada a mi madre,admiro muchisimo a ustedes las que se van a Japón,Italia,donde vive usted,Estocolmo,de verdad,no le dan ganas de vivitar su tierra??Su vida ya la hizo en otro pais,pero visitar donde nació no le llama??Disculpeme pero como latina,tambien soy entrometida o metiche,me gusta conocer de donde vive y lo que ha aprendido,como eso de guardar silencio,que mucho me falta,jaja,un beso señora linda,desde Mexico,Yucatan.

MARCE sa...

Ja ja y si con una uruguaya charlatana como todos ja ja cuanto asombro, yo soy muuuy gritona ja ja, me encanto tu historia. Sabes que yo juraba que eras vos mi amiga aracnida ja ja es que queria tus regalos pero Alondra se reporto muchos besossssssssss

ZITA sa...

!!!hooooo!!!!!!themi amiga , asi te llamo por se una de las que mi neurona recuerda, y siempre paso por aqui a leer lo que escribes tus vivencias y la forma de escribir, siempre el tono de humor que colocas en ellos.
Y como latina parlanchina, gritona y copuchenta, querer saber en donde andaba tu encomienda a esta altura te debe parecer una intromición en tus cosas, ya estas acostumbrada a la vida en Estocolmo y como dices extrañas el silencio.
Un saludo muy cariñoso para ti.
bye.

Matilde sa...

Ay, menos mal que me avisas eso del silencio!!!!!!! ahi sí que yo no podria vivir!!!con quien iba a hablar ?
Si, somos charlatanes los latinos. Aqui en Florida los habemos de todos los paises y todos somos muy ruidosos, algunos mas que otros por cierto!!
Pero hacer cola sin hablar.... imposible!!!!
Los gringos son bastante callados y si hablan, lo hacen en tono bajo, muy educaditos ellos, pero ahora con tantos inmigrantes latinos están aprendiendo ,ya casi que hablan español!!! Comen y adoran nuestras comidas y nuestra música!!!!!
Tendrá que ver con el clima? o simplemente es la herencia genética. Aqui estamos en el Caribe y todo es exhuberante, los colores estridentes, los ruidos, la música , se habla altísimo también..... y además están también los celulares......ahora todo el mundo camina conversando y riéndose solo(?)quedan tan graciosos......y muchas veces te parece que te están hablando y no es contigo!!!!!!!!
Muy interesante los datos de como se vive en los distintos lugares del planeta, no?

Abrazos

Brisa de Amor sa...

Hola thelmis!

me encantan amiga tus recuerdos y acnedotas en un pais tan distinto a nosotros...Casi pienso que moriria en el silencio profundo o me matarian para que me calle! ;)

besitos enormes!!!!

MESH sa...

wuauu themis que cosas las que nos cuentas hace mucho tuve una amiga en estocolmo ella me hablava del frio de los reyes y la ciudad hasta ahora guardo como un bonito recuerdo de ella una postal que me envio desde aya :).
ten bonita noche
mesh :)

ELISOL sa...

Hola Themis

Amiga... no te había leido hoy, y comparto contigo que el silencio hay que disfrutarlo.

Me parece genial la vista que tienes desde tu ventana. Y el clima... apto entonces como me platicas para los no friolentos.En mi caso sólo veo el portón y la casa de enfrente. Es lo malo de vivir en una Ciudad tan grande como México, no hay mucho paisaje a la vista. Aparte... el silencio no se hace presente y tiene razón Carmen, cuando vamos los "chilangos" (así nos denominan a los que vivimos en la cd de México) a provincia.... nos morimos de tedio por el poco ruido, movimiento y cosas por hacer.

Te dejo un abrazo

Pilar sa...

Cierto, me suena muy familiar lo que cuentas. Siempre puedes contar con algun niño griton, y su respectivo progenitor intentando entre cuchicheos que cierre la boca, pero fuera de eso no hay mucho mas que silencio. Menos mal que los tiempos cambian...