Bienvenidas a mi taller!

Mi taller es un lugar abierto a amigas interesadas en las manualidades. Espero podamos enriquecernos intercambiando ideas.
"Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender". Charles Dickens.


måndag 30 november 2009

La encontré! Encontré la aguja de crochet que había perdido. O no, no la había perdido porque yo pienso que no es que perdamos cosas, es que las cosas se esconden. No lo digo porque no me guste reconocer que no puedo mantener el orden entre mis cosas, no es por buscar culpables fuera de mí a quienes echarle la culpa.

No, es que estoy convencida que las cosas se esconden! O será como dicen aquí que son los duendes traviesos que las esconden. La cosa es que cuando fui a buscar la aguja fui primero a donde la había usado la última vez, en el rinconcito del sofá donde acostumbro sentarme a tejer, por supuesto que ahí había buscado antes de ayer pero ayer quise asegurarme de que había mirado bien y me fije de nuevo.

Ahí encontré una madeja de lana y cuatro, sí, cuatro agujas de crochet de distintos tamaños menos la que buscaba. Raro, estaba segura que estaría ahí pero no estaba, fui entonces a donde guardo las agujas de tejer y de crochet, tampoco estaba.

Así seguí buscando, yendo primero a los lugares más posibles, luego a los no tan posible pero aún algo creíble de que estuvieran ahí, siguiendo por los lugares que sería raro que la encontrara ahí pero quien sabe, capaz que esté. Cuando ya me había fijado en los lugares imposibles, como ser el congelador, el terrario de mi tortugo, una maceta en el balcón y el botiquín del baño, decidí empezar de nuevo la búsqueda.

Para eso volví al primer lugar donde ya había mirado dos veces y sí, ahí estaba, bien a la vista, como riéndose de mí, o fueron los duendes traviesos los que se reían? Como se dice a veces: la tercera es la vencida, y cuando no se da entonces se dice que no hay dos sin tres, pero esta vez fue la vencida. Ya hablamos alguna otra vez de como se pierden las cosas y como luego aparecen, pero no deja de fascinarme como podemos buscar algo sin encontrarlo para que luego aparezca donde ya nos habíamos fijado sin verlo.

Bueno, ahora ya tengo la aguja, falta que pueda poder tejer, espero poder hacerlo bien prontito.

5 kommentarer:

Andrea sa...

Hola
Yo pienso que si encontraramos todo a la primera, estaríamos super aburridas porque nos sobraria el tiempo. Con respeto al orden, quien dijo que el orden es de tal o cual manera. En casa les digo que tengo el taller ordenado, claro a mi manera, pero se los demuestro cuando entre una montaña de cosas encuentro lo que quería y cuando ordeno según lo que me dijeron que es el orden, no encuentro nada. ¿Se habrán equivocado cuando me lo dijeron? ¿Sera el orden una manera de ocupar el tiempo para encontrar las cosas?
Bueno espero que te recuperes pronto. Extraño tus trabajos.
Un beso

Patty sa...

por dios!!!! siempre me pasa, por andar acelerada, miro acá miro allá y no veo nada, incluso la toco o me siento ensima jaja y no la encuentro, que se le a hacer, somos las mujeres así creo yo, buscamos con las manos, pero la cabeza está en otro lado solucionando cosas y no nos deja concentrarnos y VER.
Pero yo tengo mis propios duendecitos que hacen lo suyo...y son de carne y hueso, 3 duendecitas que por seguir los pasos de mami, revuelven con ganas mis herramientas para tejer y crear.
Un abrazo amiga, me enteré que estas enfermita de sistitis ahora...uf! no falta, el agua es indispensable, y lo ácido tambien para elevar el ph en la sangre y así mueran los maledetos jaja (creo que ese es el motivo)
Que tengas una linda semana, cariños.

Anubis Vianey Acosta sa...

Hola Themis que bueno veo fotos espero que estes mejor tanbien vi que ya estas buscando las agujas e tejidos que bueno Esta el dicho que el orden no altera el producto tambien un beso

Ale sa...

Hola themis,,, menos mal que la encontraste pronto ;P yo las encuentro cuando ya no las ocupo,,, besitossss

tia elsa sa...

Yo pienso lo mismo, que algún duende travieso esconde las cosas,porque no se puede ser tan ciego cuando luego está tan a la vista. Espero que pronto puedas volver a tus manualidades queridas. Besos tía Elsa.