Bienvenidas a mi taller!

Mi taller es un lugar abierto a amigas interesadas en las manualidades. Espero podamos enriquecernos intercambiando ideas.
"Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender". Charles Dickens.


tisdag 28 juni 2011

Otro día de actividades y calor, bastante calor y sin lluvia. Primero la ida al jardín de perros como todas las mañanas, ahí jugaron un rato con una perrita de cinco meses y medio, se llevan muy bien los tres.

En casa estuve buscando un número de teléfono, busqué el papelito donde lo anoté por todos lados. Como es el número de celular de una vecina que me pidió que le cuidara el correo y las plantas porque esta semana no estará en su casa, me preocupaba no encontrar el papelito, por si tengo que llamarla.

Estuve ordenando papeles de la mesa de la compu, estuve buscando en bolsillos, en carteras. Ya no sabía donde más buscar y se me dió por fijarme en la libreta de teléfonos (sí, soy anticuada, todavía uso libreta de teléfonos) y ahí lo tenía anotado!!! No pensé que habría sido tan ordenada de haberlo anotado ahí, suponía que lo tenía en un papelito suelto.

Luego dejé a Fransson y Fritiof en casa de la vecina E. que es la madrina de Fransson, y me fui al barrio de al lado, a un second hand a ver si encontraba mesitas y/o alfombras peluditas para poner en el balcón.

No encontré ninguna de las dos cosas, o mejor dicho había pero no tan baratas y eso que eran usadas, así que me fui hasta Ikea, sabía que ahí estaban de grandes ofertas. Compré dos mesitas a un precio ridículo, 29 coronas, que equivale a cuatro litros de leche, o a kilo y medio de naranjas, o a kilo y medio de bananas. En el rincón de las ofertas encontré dos alfombras cuadradas y peluditas, también baratísimas, las compré a las dos. Todo mucho más barato que las cosas usadas!

Una vez en casa llamé a la vecina V. que es la que me cortó el pelo. A ella le gusta la carpintería, le pedí que me ayudara a cortarle las patas a una de las mesitas. Vino con el serrucho, dijo que ella tenía dos mesitas iguales pero de un tono más claro. Le gustaron más las mías que eran en color madera algo más oscuro que el color natural.

Ellas las compró hace unos años cuando vivía en otro apartamento y el color clarito quedaba bien, como tiene ahora su casa quedaría mejor el color más oscuro. Ni que hablar que las cambiamos, se quedó con las nuevas y le cortó las patas a una de las suyas, yo igual las quiero para tener en el balcón, para activar a Fransson y Fritiof, por eso una es más baja que la otra. Y le cortó las patas en su casa, afuera y me salvé del aserrín en la mía, ella vive abajo del todo y tiene terraza de piso de madera separadas, el aserrín lo barrió que cayó en las separaciones.

A Fransson y Fritiof no les entusiasmaron mucho las mesitas, no se animaban a subir, pero ya lo harán ayudados de algunas golosinas o pedacitos de albóndigas. Tengo que ponerles algo arriba para que no se patinen, ahora les puse almohadones y algo para que los almohadones no resbalen, pero será más seguro con otra cosa. Abajo de una de las mesas puse un almohadón grande, ahí se podrán acostar a la sombra. Las alfombras sí les gustaron mucho.

Hoy iremos a encontrarnos con Carl Otto, el perrito de la misma raza que ellos, ya alguna vez salimos a caminar con él y con Fransson, Fritiof no lo conoce. Primero nos encontraremos afuera, caminamos un ratito juntos y luego vamos para su casa.

Aquí están probando las mesas con los almohadones, pero no muy convencidos, después Fritiof se acostó en el almohadón que está abajo de la mesita:

1 kommentar:

NEGRITA sa...

HOLA THEMIS¡¡¡ QUÉ LINDO PASEO DISTE AYER, Y QUE HERMOSA VISTA TIENE LA CABAÑA¡¡¡¡ MUY BUENA LA COMPRA QUE HICISTE¡¡¡ HOY ANDO CON POCO TIEMPO RECIÉN LLEGO DE LA PRÁCTICA DE YOGA¡¡¡ ABRAZOS TERE