Bienvenidas a mi taller!

Mi taller es un lugar abierto a amigas interesadas en las manualidades. Espero podamos enriquecernos intercambiando ideas.
"Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender". Charles Dickens.


tisdag 16 augusti 2011

A finales de julio me llamaron de la empresa donde tengo la tele, internet y teléfono, me propusieron otro paquete de canales para la tele, un poquito más caro pero no pagaría una suma anual que pago hoy, con lo que al año me sale más barato, además me ofrecían cuatro meses gratis del nuevo paquete, acepté.

Lo que se compra por teléfono o a vendedores ambulantes o contratos que se hacen por teléfono o en la calle o que vienen a domicilio, tienen dos semanas para arrepentirse, es decir dentro de las dos semanas una se puede arrepentir y entonces ni la compra ni el contrato es válido.

Ayer me llegó la cuenta de la empresa, justo que estaba por vencerse el plazo para arrepentirme. Según la cuenta seguía con el paquete de canales que tenía y habían agregado el nuevo, así que pagaba por esos canales y aparecía como que tenía gratis los otros canales pero contando ya desde julio! Además venía la cuenta extra que se paga dos veces por año y supuestamente no necesitaría pagar.

Con cara de enojada llamé a la empresa, ya pensando que o me cambian eso o me arrepiento y no es válido el contrato, suerte que todavía estaba a tiempo de arrepentirme.

Me dijeron de borrar el paquete de canales que tenía de antes, el vendedor se había olvidado de hacerlo, dijeron, pero no pudieron borrarlo a partir de ahora sino de noviembre. Ahí mi cara pasó a una mezcla de no entender nada y gran alivio porque me dijeron que como no podían borrarlo a partir de ahora, entonces voy a seguir teniendo esos canales hasta noviembre pero no necesito pagar nada por ellos, y como la oferta era que los otros canales los tendría gratis cuatro meses, pues hasta noviembre tengo una cantidad de canales para mirar y todos gratis. Lo otro, esa cuenta que viene dos veces por año también la anularon.
Ahora se trata de ver de donde sacar tiempo para mirar todos los canales que tengo.

No tengo foto de mis caras cuando hablaba por teléfono que mostrar así que repito una que puse hace mucho, soy yo cuando niña. Recuerdo que estaba jugando afuera con la barrita que siempre jugaba, muy salvajes todos, y mamá me llamó a que entrara porque venía un fotógrafo a sacarme fotos.

Ya ven, soy de la prehistoria, cuando no en todas las casas había cámaras. Y bueno, venía el fotógrafo y tuve que dejar de jugar, entrar, bañarme, peinarme, ponerme la ropa que mamá eligió y posar para las fotos, que sentada aquí, que sentada allá, que con una muñeca en brazos (yo que nunca jugaba con muñecas), con un librito, hacer como que estoy leyendo... y mis amigos y amigas jugando tan bien afuera!

No veía el fin de la sesión de fotos (evidente que no tenía vocación de top model) y opté por ponerme a llorar a ver si me dejaban seguir jugando, pero no, el fotógrafo siguió sacando fotos, ahora llorando:

2 kommentarer:

silvia sa...

Qué recuerdo tan genial!! me había olvidado de las visitas del fotógrafo! en mi casa actual todavía anda por ahí uno de aquellos tubitos, que no tengo idea cómo se llamarán, con una fotito en el fondo que se ve a trasluz, donde estoy parada en el jardín de mi casa paterna, al lado de un rosal al que le agregaron flores plásticas porque, obviamente no era la época, jaja. Gracias por traerme esos recuerdos, saludos desde un Montevideo gris y lluvioso hoy.

Gabriela sa...

me encantó tu relato!
beso