Bienvenidas a mi taller!

Mi taller es un lugar abierto a amigas interesadas en las manualidades. Espero podamos enriquecernos intercambiando ideas.
"Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender". Charles Dickens.


måndag 7 december 2009

La oscuridad da para mucho, me refiero a que da para hablar mucho, no sean mal pensadas. Una cosa que me gusta de la oscuridad invernal es que con lamparitas y velas se puede crear un ambiente muy acogedor.

Recuerdo la primera vez que vinieron mis padres de visita, miraron la casa y luego me preguntaron si aquí también tenemos apagones seguido. Les dije que no, muy rara vez hay apagones. Me preguntaron y entonces por qué tenía tantas velas por toda la casa.

Pero una vez tuvimos uno cuando volvía para casa de la clase de aikido de mis hijos. Pasamos por un supermercado y entré a comprar algunas cosas. Ahí me encontré con una vecina que me preguntó si yo también había ido a comprar comida que no necesite cocinarse.

Le dije que volvíamos de la clase de aikido y me aconsejó comprar comida fría, me contó que varias manzanas, incluída la de nuestras casas, estaban sin electricidad. Cambié lo que tenía en el canasto y fui a casa pensando donde tenía fósforos o un encendedor.

Llegando a nuestra zona no se veía absolutamente nada! Por suerte en la puerta del edificio estaba una vecina repartiendo velas prendidas para que quienes llegáramos tuviéramos como entrar a la casa sin tropezar con todo y además encontrar como prender más velas.

Mis hijos se quedaron afuera junto con los demás niños del barrio y también algunos vecinos, todos fascinados por esa oscuridad total que normalmente sólo se puede ver en el campo.
Cuando un par de horas después volvió la luz, se escuchó un aaaaaah! de desilusión en todo el barrio, se acababa el apagón, una gran aventura.

2 kommentarer:

tia elsa sa...

jajaja! claro para un país desarrollado un apagón es una aventrua, aquí la aventura es que no la corten muy buenos tus recuerdos querida Themis. Besos tía Elsa.

Carmen Tye sa...

Dijeme yo...
Que ha llegao el vecino en pleno apagon!

jajaja

No te lastima los ojos el no tener tanta luz? o sera que uno esta acostumbrada a tanto sol tantos dias del anio... pero si me fascinan los inviernos y creo que el que vives por alla me enamoraria


Besitos y que sigas mejor!