Bienvenidas a mi taller!

Mi taller es un lugar abierto a amigas interesadas en las manualidades. Espero podamos enriquecernos intercambiando ideas.
"Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender". Charles Dickens.


söndag 30 januari 2011

Gran día para Fritiof, bueno, gran día digo yo, dudo que él lo haya visto como un gran día, más bien diría, si pudiera hablar, que día bravo o qué día feo, por no utilizar otro lenguaje que yo no quiero que utilice.

Comenzó con andar con correa por primera vez, no lo convenció mucho, dejó claro que prefiere andar suelto, pero se fue acostumbrando, o se resignó y dejó de protestar. También yo tengo que acostumbrarme a llevar dos correas.

Hiciera como hiciera andaba con las correas cruzadas! El perrito que iba en la correa que yo llevaba en la mano izquierda, caminaba de mi lado derecho, y el perrito que iba en la correa que yo llevaba en la mano derecha, caminaba de mi lado izquierdo.

Yo cambiaba las correas de mano, y ellos en pocos segundos se cambian de lugar y quedaban otra vez las correas cruzadas! Rara vez iban juntos, uno adelante, el otro atrás. No sé como no quedé enredada en las correas. Por las dudas fui a caminar por lugares donde pasaba bastante gente, cosa de que pudieran ayudarme a desenredarme si fuera a hacer falta.

Fuimos a caminar a la vereda del costado del supermercado que acostumbra estar sin nieve y seca. Nos encontramos con uno de mis hijos y nieta que salían del supermercado. Justo habían pensado llamarme porque mi nieta quería venir a casa. Se ahorraron la llamada y mi nieta vino con nosotros.

Ella estaba impaciente, quería que metiera a Fritiof en la mochila porque él caminaba muy lento, o no iba lento pero quería correr para otro lado, y él quería caminar y caminó la mitad del camino, hasta que le dió frío y lo subí a la mochila.

Jugamos muuuucho con mi nieta. Cuando se fue le tocó baño a Fransson y a Fritiof. No sé si debe bañar a cachorritos, pero hace un par de días que se rascaba y decidí ducharlo rápido, no le gustó.

Fransson no sabía que hacer, cuando saqué a Fritiof del baño lo olfateaba, lo revisaba y demostraba claramente que estaba preocupado por él. Yo trataba de secar a Fritiof, y Fransson me saltaba todo el tiempo para controlarlo.

Como si fuera poco, para Fritiof, le tocó también cortada de uñas, otra cosa que tampoco le gustó, aunque reconozco que con las dos primeras patas no hizo problema, se quedó muy quietito, pero después protestó suficiente como para decir que se desquitó.

Fransson miraba atentamente mientras le cortaba las uñas a Fritiof, y cuando Fritiof empezó a protestar y querer bajarse, Fransson quiso ayudarlo! con una pata trataba de sacar mi brazo de alrededor de Fritiof para que lo soltara. Así no vale, eran dos contra mí solita!

Y después de tantos contratiempos se durmió profundamente, sin duda lo cansaron tantas cosas molestas. Lástima que no era de noche! Y quedó descansado, a mitad de noche quería jugar. Tengo que planificar mejor, que el cansancio no le dé tan temprano.

Aquí los ven a los dos con sus correas, saqué la foto de atrás porque rara vez iba yo adelante y los dos atrás mío como para sacarles foto de frente, una vez que los dos iban juntos, pues aproveché y saqué esta foto:

1 kommentar:

tia elsa sa...

Que linda entrada, todo lo que contás es tan tierno y divertido. Ay Themis no te enredes tené cuidado. Besotes tía Elsa.