Bienvenidas a mi taller!

Mi taller es un lugar abierto a amigas interesadas en las manualidades. Espero podamos enriquecernos intercambiando ideas.
"Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender". Charles Dickens.


tisdag 5 februari 2008

Ayer llena de entusiasmo me fui al balcón, ya sin nieve por supuesto, para seguir con la mesita que tenía abandonada en un rincón. Me llevé todo lo necesario: papel de diario donde apoyar todo, la lata con el cemento, agua, recipiente donde hacer la mezcla, algo con que mezclar, tapabocas, guantes y lentes protectores.

Me sentía casi como un cirujano en preparativos. Comencé agarrando la lata de cemento para abrirla y empezar la operación, y ahí mismito me enfrenté a la primera dificultad: no podía abrir la lata!!! Luego de varios intentos tuve que entrar a buscar un destornillador. De poco me sirvió porque con los lentes protectores delante de mis lentes de aumentos no veía mucho y no me daba cuenta donde meter el destornillador.

Pero finalmente luego de una ardua lucha conseguí abrir la lata, hacer la mezcla y me fui para adentro, en la cocina había preparado un lugar donde trabajaría. Quedé asombrada de lo sencillo que era y lamentaba no haberlo hecho antes.

Pronto se me pasó el asombro y quedé metida en una nueva batalla: hacer los bordes y conseguir que la mezcla no se cayera al piso, o a la bolsa de nylon que había puesto debajo de la mesita. Se podría decir que el partido termino en un empate, hice los bordes pero la mezcla no dejaba de caerse al piso.

Un momento llegué a estar muy orgullosa de lo bien que me iba quedando, había conseguido rellenar unos espacios del borde que habían quedado en puntas y otros que habían quedado vacíos por no tener tenaza con que formar los mosaicos. Hasta había conseguido darle una forma bastante redonda y todo, faltaba solamente un pequeño retoquecito, y con ese retoquecito se empezaron a caer los bordes de nuevo!!

Luego de varias y varias veces en que agregué mezcla para que antes de secarse se cayera, conseguí que quedara más o menos bien, no tan redonda ni con bordes muy parejos pero decidí dejarla asi y hoy trataría de lijarla.

Con sorpresa descubrí que cuando más tarde le pasé la esponja mojada los bordes se fueron acomodando y con la misma esponja pude darle la forma que quería, o por lo menos mejor forma de la que tenía antes de mojarla.

Como siempre que me meto a hacer lo que no sé (que no es lo mismo que lo que no debo pero casi), voy aprendiendo sobre la marcha, ayer aprendí algunas cositas que creo me serán de utilidad la próxima vez que me dé por hacer mosaicos: primero que nada, antes de comenzar pensar por lo menos cinco veces si realmente me quiero meter en un proyecto así! Si me decido a hacerlo entonces ver de tener todas las herramientas necesarias, fundamental la tenaza para poder hacer un buen trabajo de base y no tener que arreglarlo luego con la mezcla. Una palita, o no sé como se llama esa herramienta con que se da forma al cemento, no vendría tampoco mal.

Así quedó mi cocina ayer, pero aclaro que corregí un poco la foto, le cambié el color de las puertas de los placares que se habían puesto coloradas al escucharme decir palabras que mi mamá no me enseñó.

Veré si hoy luego de limpiar bien la mesita también le hago algo en los bordes, no sé si dejarlos así o pintarlos de negro o pegarle unos espejitos.

3 kommentarer:

Brisa de Amor sa...

HOla themis!
Mientras escucho Cambalache te leo todo el proceso de diseño de renovacion, jajajaja divino. Se aprende asi... en marcha! igual el resultado será positivo!

me alegro que te haya gustado lo que te envie, cualquier cosa que necesites estoy a tu disposición!

Besos desde Argentina

Elida de Diego sa...

Hola Themis!!!
Amiga, cómo me haces reír cada vez que te visito, ayer le comentaba a Brisa que me cuesta mucho dejarte comentarios, pero hoy lo logré!!!
Este trabajo como cualquier otro
PERSEVERA Y TRIUNFARÁS
No te des por vencido ni aún vencido, alguien lo dijo, en este momento no me acuerdo quien fue, pero piensa que es así, jajaj
Te mando calorcito húmedo de Buenos Aires y muchos besos

Paula sa...

Yo voto por los espejitos.

Mira, si hubieras pensado 5 veces antes de lanzarte a esta nueva aventura de los mosaicos, no habrías descubierto lo entretenido y gratificante que puede ser, y más aún, no nos habrías divertido con tus anécdotas.

Besito