Bienvenidas a mi taller!

Mi taller es un lugar abierto a amigas interesadas en las manualidades. Espero podamos enriquecernos intercambiando ideas.
"Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender". Charles Dickens.


måndag 28 mars 2011

Lindo fin de semana aunque algo ventoso, temperaturas entre un par bajo cero y cuatro sobre cero, pero se sienten muy primaverales y dan para hacer lindas caminatas. Fransson y Fritiof las disfrutan mucho.

Yo también las disfruto aunque me dejan agotada, no de caminar sino de hablar! parece que no paro de hablar mientras caminamos: soltá eso, no comas palitos, no comas piedras, escupí eso, para ese lado no se camina, no ladres a otros perros, no hay peligro, por el otro lado (cuando Fransson empieza a enredarme en la correa o se enrieda en una columna o árbol), aquí no podés acostarte, esperá!, vamos a cruzar la calle, muy bien, muy bien, que bien hiciste eso, y qué sé yo cuantas cosas me paso diciendo al mismo tiempo que tengo que mirar que se meten en la boca, por qué lado caminan, si vienen bicicletas, si vienen otros perros, donde meto los pies teniendo cuidado de no llevarme gente por delante, etc. etc.

Ayer pasamos frente al jardín de los perros, pero no entramos, había algunos perros grandotes ahí, pero decidí pasar por enfrente para que aprendan que no siempre pueden saludar y jugar con otros perros y para intentar acostumbrar a Fritiof a pasar al lado de otros perros sin atacarlos.

Y los perros grandotes vinieron a ladrarlos y Fritiof no se quedó atrás, estaba furioso! ladraba y gruñía y se abalanzaba hacia el alambrado que nos separaba de los perros enormes. Un poco lo calmé haciendo que me mirara a los ojos y diciéndole que no eran peligrosos ya que creo que ladra así porque tiene miedo pero aplica aquello de que la mejor defensa es un buen ataque. A veces me da resultado y se calma.


También los estoy acostumbrando a quedarse solos cuando voy al supermercado, ayer lo hice. Fui muy rapidito y me metí al supermercado, luego de entrar me dí cuenta que tenía el carrito que llevo siempre para no cargar bolsas. Acostumbro dejarlo del lado de afuera de las cajas, pero apurada como iba entré con él.

Y agarré un canasto con rueditas, así que arrastraba mi carrito con una mano y el canasto con la otra. Dando vueltas mirando y comprando de pronto me dí cuenta que llevaba solamente el canasto! Acostumbrada como estoy a llevar solamente una cosa, en algún momento solté el carrito y lo dejé.

Apurada como iba tuve que ponerme a recorrer el supermercado buscándolo, de una punta a la otra y luego de vuelta, es que lo había dejado no en un corredor sino atrás de donde hay un centrito con frutas, por eso no lo ví la primera vuelta que hice mirando por los corredores. Cuanto tiempo se pierde cuando se hacen las cosas apurada!

El viernes pasamos por el jardín de los perros, no había otros perros y por suerte hacían grados bajo cero así que pudimos entrar y jugar un rato sobre el barro congelado. Hoy no sé si iremos, cuando hicimos la última caminata ayer empezó a nevar y se ve que nevó bastante en la noche, está todo blanco otra vez.
Aquí están en el jardín de los perros:

2 kommentarer:

majo sa...

visteme despacio que tengo prisa que decia mi madre....
que rabia da cuando quieres apurar y una tras otra vas "perdiendo tiempo".
besos

NEGRITA sa...

THEMIS, SOS UNA GENIA¡¡¡ TODO LO QUE HACES EN UN MOMENTO¡¡¡ PERO QUIERO SABER EN QUE IDIOMA LE HABLAS, PORQUE SERÍA UNA LOCURA UNO EN SUECO Y AL OTRO EN CASTELLANO, Y NO TE HACEN PROBLEMA CUANDO LOS DEJAS AFUERA DEL SUPERMERCADO? QUÉ MUJER¡¡¡ NO, NO HARÍA NI LA MITAD DE LO QUE TÚ HACES? ABRAZOS TERE