Bienvenidas a mi taller!

Mi taller es un lugar abierto a amigas interesadas en las manualidades. Espero podamos enriquecernos intercambiando ideas.
"Cada fracaso enseña al hombre algo que necesitaba aprender". Charles Dickens.


lördag 3 september 2011

Ayer tuve una mañana productiva, claro me pasé corriendo, que al lavadero, que a la farmacia, que haciendo galletitas y yendo al jardín de perros. En el lavadero lavé cuatro máquinas, o mejor dicho lavé ropa en cuatro máquinas (hay solamente dos pero las usé dos veces).

En la farmacia aparte de las gotas de ojos para Fritiof, encontré un regalito de navidad para mi nieta. Tenían una caja con cosas a mitad de precio, ahí había algo que me parecieron unas lindas caravanas (aros) pero eran para poner en el pelo, además con detallecitos en rosado, ideal para mi nieta.

Hice unas galletitas que hace unos tres o cuatro años no hacía, en una época me pasaba haciéndolas porque a mis hijos y nueras les encantaban, pero después me dió por otras galletitas y llegué a olvidarme de ellas, hasta ahora que una de mis nueras me pidió la receta para servir en la fiestita que hacen hoy. Y ya que saqué la receta de la carpeta, pues la usé yo también.

En el jardín de perros nos encontramos con una perrita, dos años y medio pero necesitaba entrenamiento social, no está acostumbrada a estar con otros perros.
Solté a Fransson y a Fritiof y se le fueron encima, son muy enamoradizos. La pobre perrita se acobardó, y no es para menos. Después le puse la correa a Fransson, no hay caso, tiene que cambiar de técnica para conquistar perritas, con su método las asusta!

Es demasiado insistente y espanta a las perritas mostrándose tan desesperado. En cambio Fritiof tiene más éxito, él se les acerca, invita a jugar pero en una actitud de "si querés venir a jugar conmigo, bien, y si no querés no me importa" y así despierta el interés de las perritas que después no lo dejan en paz y lo persiguen para todos lados, mientras Fransson las persigue a ellas, bueno, ayer no porque lo tenía con la correa.

Esa manera de ser de Fritiof hizo que la perrita se sintiera más confiada y curiosa, terminó buscándolo ella a él y cuando estaban jugando lo más bien, ella ya había perdido el miedo, solté a Fransson que se había tranquilizado y estuvieron corriendo y jugando los tres un buen rato. El dueño de la perrita encantado, me dijo que ojalá nos encontremos más veces.

Volví a almorzar pensando en luego ordenar un poquito la mesa, por lo menos hacer lugar en la cocina para sentarnos a tomar un café con la vecina que vendría luego, pero llegó antes que yo ordenara algo. Antes me gustaba poner la mesa y tener todo en orden. Ahora me asombro de mí misma cuando se va la visita y veo donde estuvimos merendando, que solamente corrí alguna cosa para hacer un poco de lugar sobre la mesa, pero las visitas vuelven así que tanto no les debe molestar.

Compartiendo un palito que encontró Oden:

1 kommentar:

NEGRITA sa...

THEMIS¡¡¡¡ ES ÉPOCA DE MUCHÍSIMA ACTIVIDAD PARA NOSOTRAS¡¡¡¡ Y QUÉ BUENO QUE TENEMOS LA POSIBILIDAD DE HACER TODO, Y SI PUDIERAMOS MÁS, DEBEMOS SENTIRNOS SATISFECHAS, Y COMO ES LA RECETA DE ESAS GALLETITAS? PROBARÉ DE HACERLAS, GRACIAS Y ABRAZOS, TERE